QUE VISITAR
 
HISTORIA
FIESTAS
RECEPCIÓN
SEMANA SANTA
GASTRONOMIA
ENLACES
QUE VISITAR
LOCALÍZANOS
PAGINA PRINCIPAL
LA CASA
MAPA DE RUTAS
CONTÁCTENOS
DORMITORIOS
DONDE COMER
QUE VISITAR
 
imagen
UN PASEO PARA RECORDAR
Sobre un paisaje suave y feraz, en el corazón de la campiña
Cordobesa se encuentra Castro del Río. Su nombre latino y sus
vestigios arqueológicos ponen de manifiesto su antigüedad y su
importancia en época romana, gracias a su copiosa producción
agrícola, Restos de villas y acueductos, silos de grano reparti-
dos por los cortijos han quedado de entonces. La villa, cobro
su definitivo impulso tras la llegada de los musulmanes. Bajo
los almohades, que construyeron y ampliaron sus defensas, se
convirtió en una autentica medina amurallada. Entre el caseno
que cubre el cerro de Castro se adivina la línea de su recinto
amurallado, se destacan las torres del castillo y de la iglesia,
arropadas por el barrio de la Villa, lleno de evocadores rincones
y casones nobles.
imagen
imagen
PASEO POR LA VILLA CERVANTINA DE CASTRO DEL RÍO
imagen
Luis Astrana Marín en "Vida ejemplar y heroica de Cervantes" nos relata el paso de Miguel de Cervantes por ésta localidad:

Mientras se pregonaba el repartimiento y procedíase a almacenar el trigo, MIGUEL recibió orden de Valdivia ( que desde Córdoba husmeaba los lugares de donde podía extraerse el preciado cereal ) de ir a efectuar una buena saca de él a Castro del Río.

La villa, en que luego sufrirá la primera e injusta prisión andaluza, fruto amargo de sus negras comisiones, hallábase circuida de buena muralla, con cuarenta torres, bajo la defensa de un castillo árabe, el cual tenía dos puertas, una al Sur y otra al Septentrión. Por ésta se comunicaba con el pueblo mediante un arco. El castillo habíase reparado por el conde de Castro y otros caballeros, hacia 1466, cuando las turbulencias del reinado de Enrique el Impotente.
imagen
La población dividíase en dos partes: la que llamaban Villa, viejo recinto sobre un pequeño cerro de acceso difícil, de unos 300 pasos de Oriente a Occidente, y de poco más de 100 de Norte a Sur; y la denominada Arrabales, acostada al pie del mismo cerro, de Este a Oeste por la parte septentrional. El clima es húmedo y el terreno muy fértil, a causa del río Guadajoz, que lo baña y circunda el lugar. Los vientos fluyen suaves en primavera y estío; peor en invierno sopla con violencia el solano de las sierras de Martos y de Jaén. En el término, extendido cuatro leguas de Norte a Sur y dos de Este a oeste, abundan los olivares; y en la población recrean la vista muchas y muy cuidadas huertas. Producía especialmente trigo, cebada, escaña, ajonjolí, garbanzos, aceite, lino, cáñamo, seda en abundancia y ganado de todas clases. La caza era de predices, liebres y conejos; y la pesca, de barbos y anguilas.

Tenía a la sazón unos 1.500 vecinos, excelente iglesia parroquial consagrada a Nuestra Señora de la Asunción, con tres magníficas naves y varias capillas, un convento, edificio suntuoso, de frailes carmelitanos, y muchas ermitas, entre ellas la de la Madre de Dios, fundada en 1420; la del Cristo de la Victoria, San Marcos. Santa Rica y Santa Sofía, media legua al Saliente de la población, a orillas del río, donde se hallaron piedras labradas de los tiempos de la Roma imperial, de un templo, al parecer, dedicado a Augusto. En fin, había un hospital con el título de San Juan de Letrán, fundado en 1557 por Juan López de Illescas, al que luego se agregó el de la Concepción.
imagen
CERVANTES embargó en Castro del Río 200 fanegas de trigo añejo, que estaban en poder del licenciado Tomás de Arroyo, pertenecientes a una prestamera del licenciado Pedro Núñez de Toledo, canónigo de la iglesia de Coria ( I ); y al Concejo, justicia y regimiento de la villa, 1.489 fanegas, comisario, al parecer, ayudante suyo.

Asimismo aquí necesitó sacar trigo de propiedad eclesiástica, e incluso meter en la cárcel a un hombre que le hizo resistencia y decían ser sacristán del pueblo, y exactamente a como había sucedido en Écija, el provisor del obispado de Córdoba fulminó censuras contra él. De ellas, según veremos adelante, precisó pedir benignidad.

Desde Castro del Río, por orden también de Valdivia, pasó a la villa de Espejo, legua y media al Poniente, donde embargó del Concejo 400 fanegas de trigo. El pueblo, situado en un cerro eminente, al Sudeste de Córdoba y al Nordeste de Montilla, contaba entonces unos 800 vecinos, dedicados a las faenas del campo. Tenía iglesia parroquial bajo la advocación de San Bartolomé, varios conventos y ermitas, un hospital llamado de la Caridad y una casa castillo del duque de Medinaceli.

El clima es templado y el terreno muy fértil, pues parte de él lo bañan, como a Castro del Río, las aguas del Guadajoz, y por el Sur, las del arroyo Carchena. Había caminos a Córdoba, Montilla, Montemayor, Castro del Río y Cabra. Su producción principal consistía en trigo, cebada, lentejas, garbanzos, cáñamo y aceite; ganado lanar, vacuno y de cerda; caza de perdices, liebres y conejos, y pesca de albunes."
RECINTO AMURALLADO Y CASTILLO-FORTALEZA
imagen
imagen
(Bien de Interés Cultural)- El recinto esta fechado en el siglo
XIII, época almohade, cuentan que esta ciudadela fortificada
estaba jalonada por cuarenta torres. Ubicado en una colina cir-
cunda lo que fue el antiguo núcleo urbano, hoy barrio de la Villa.
Entre sus murallas se han encontrado restos romanos e iberi-
cos. El Castillo-fortaleza, que forma parte del propio recinto,
presenta una construcción cuadrangular, con plaza de armas y
torres en sus esquinas. Su fabrica se remonta al siglo XIV, aun-
que algunos de sus lienzos son de época almohade. Ha sufrido
reformas y arreglos posteriores. Se puede visitar solicitándolo
con antelación.
BARRIO DE LA VILLA
imagen
En el aspecto urbano, Castro es un ejemplo más de pueblo-fortaleza: así lo demuestra su organización en la cima de una colina y la existencia de un recinto amurallado en torno a lo que fue la primitiva ciudad, hoy barrio de la Villa, todo ello acentuado por la barrera defensiva que suponía el río, rodeando por el sur el emplazamiento de la población.

Por tanto, podemos contar en la actualidad con los límites del casco urbano, que fueron establecidos en el momento de la "Reconquista" por Fernando III en 1.240. Lo que ha llegado hasta nosotros es bajomedieval, si bien el trazado y algunos restos podrían ser más antiguos. La estructura material es a base de mampostería y tapial, aunque también aparecen otros elementos como el ladrillo.

Las casas blancas y las calles angostas conforman una sencilla estampa de luz, dando un toque de singularidad a este hermoso pueblo de la campiña, embellecido con pintorescos arcos que atraviesan las calles principales en sus principales accesos, destacando los de Martos, el Agujero y la Cuesta de Santo Cristo.
imagen
imagen
Dignas de destacar en el trazado urbano son las construcciones de importantes casas solariegas. Son sencillas viviendas de grandes fachadas encaladas, con pocos huecos, sobre todo en la planta baja. En la planta alta, son frecuentes los ventanales con rejas voladas sostenidas por repisas en forma de nácela, que se prolonga desmedidamente hacia abajo.
DENTRO DEL BARRIO DE LA VILLA
PARROQUIA DE LA ASUNCIÓN
imagen
imagen
La Iglesia Parroquial dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, está situada en la parte más elevada de la población, en las inmediaciones del Castillo. Su fundación se remonta hacia el siglo XIII (1.240 aprox.) y según algunos autores está emplazada en el mismo lugar donde hubo una mezquita. De ésta se conserva el alminar, usado hoy como campanillo.

En el interior, la iglesia ha mantenido su organización mudéjar. Es una planta de tres naves, con cabecera triple y con capillas abiertas al lado izquierdo. Las naves se separan entre sí con arcos de medio punto apuntados que apoyan sobre pilares. Las cubiertas con bóveda de arista tapan la antigua armadura mudéjar.

En el exterior presenta una portada de piedra datada hacia 1.538. Sobre ella se eleva la torre campanario, reformada en el primer tercio del siglo XVII.

Posee una gran variedad de escultura, pintura y orfebrería. Entre ellas destaca una imagen del Crucificado de 1.700, la sillería del coro de 1.717, una pequeña tabla de la Virgen del Rosario de hacia 1.600, o diferentes óleos sobre lienzos.
POSITO MUNICIPAL
imagen
No ha llegado a nosotros ninguna noticia acerca de la construcción de este Pósito, ni de las particularidades de su establecimiento. Solamente guiándonos por su arquitectura, teniendo en cuenta su portada y sus particularidades constructivas, podemos situarnos hacia la primera mitad del siglo XVIII, particularmente respecto al cuerpo principal, si bien el cuerpo secundario anexo pudiera ser posterior. El único antecedente documental es una descripción de edificio inserta el libro de cuentas de 1.752. Esta descripción coincide casi totalmente con el estado actual del edificio, salvo algunos postizos, sobre todo de tabiquería.

Acusa una noble fachada dentro de su sencillez, muy digna para su nueva función de biblioteca pública.
TRIUNFO A SAN RAFAEL
imagen
Este monumento fue construido entre los siglos XVIII y XIX, debido a la influencia que llegaba desde Córdoba, ciudad donde el Arcángel es Custodio.

Está construido en una plaza y consta de un pedestal que soporta otro más estrecho, seguido de una esbelta columna estriada, coronada por un capitel corintio, en la que una peana sirve de base a la figura del Arcángel.
MAPA INTERACTIVO DE LOS MONUMENTOS DE CASTRO DEL RÍO
Hemos querido en esta visita por Castro del río resumir un poco parte de nuestros monumentos,en la visita interactiva por el mapa encontrara la totalidad de los monumentos y toda la información de cada uno de ellos ilustrado que bastantes fotografías.
imagen
MAPA INTERACTIVO
Puede continuar la visita en el mapa interactivo de monumentos de Castro del Río gentileza del ayuntamiento de la localidad.Una vez este en la pagina pulse "PATRIMONIO" en el lado izquierdo de la pagina y se le abrirá el mapa.
imagen
VOLVER
Volver al principio de la pagina
PAGINA PRINCIPAL
Volver a pagina principal